Más de mil mujeres fueron una sola voz: #8M en La Paz

152
0

También se reportaron algunos daños en el Palacio de Gobierno y algunos monumentos, así como paredes del recinto donde permanecieron las manifestantes

Diario Humano | La Paz, Baja California Sur (BCS).-

Alma Encinas, estudiante de 22 años, llegó apurada al Monumento a la Madre. Pero lo hizo bailando, abrazando a las demás y agitando su pancarta “Nos quisieron quemar y nos volvimos fuego”, con todas sus fuerzas.

Se unió al contingente y, poco a poco, caminaron mientras los tambores, los gritos y las consignas se dejaron escuchar en la marcha del Día Internacional de la Mujer en La Paz, Baja California Sur (BCS). Una marea feminista había tomado las calles de la capital.

Era un horizonte repleto de pancartas que se movía a su propio ritmo rumbo al Palacio de Gobierno, destino de la marcha acordada por la Asamblea Feminista que inició a las 4:15 de la tarde.

Llevaron sus consignas desde la calle Padre Kino a Márquez de León, luego hacia la calle México, para posteriormente doblar por la calle Antonio Navarro y finalmente tomar la calle Isabel la Católica.

Las avenidas lucieron repletas de puños levantados, banderas, pancartas y gritos de rabia e impotencia; también consignas de ánimo y sororidad, algunas con lágrimas en los ojos, tal vez por la emoción, tal vez por el dolor.

Iban acompañados de un operativo de seguridad en diversas calles de la ciudad con 20 policías, pocas eran mujeres; pero iban en varias motocicletas, que usaban para cerrar calles alrededor de la marcha, lo que se tradujo en cero incidentes viales, solo un poco de tráfico durante el espacio de tiempo en que cruzaban las manifestantes.

Los contingentes estaban encabezados por madres, familiares mujeres de personas desaparecidas y de víctimas de feminicidio; portaban retratos de sus seres amadas, que no han podido encontrar, algunos no podían siquiera emitir palabra alguna para dar su historia. Su mirada triste y su caminar despacio, se tornaba en sonrisas cuando eran respaldadas por los gritos de otras mujeres detrás.

Seguían caminando detrás de ellas, las madres con sus peques en carriola, niñas y niños a pie también. Niños pequeños acompañaban bailando al son de la batucada.

La batucada sonaba como un corazón que palpitaba fuerte bombeando sangre a las demás, esa energía que las hacía gritar cada vez más fuerte y avanzar con determinación.

Las mujeres sin agrupación a título personal, siguieron el contingente y posteriormente, colectivas e instituciones. Cerraban el contingente las disidencias sexuales, algunas a bordo de motocicletas y ataviadas de chamarras de cuero.

Avanzaron por la céntrica calle rumbo al Palacio de Gobierno, mientras algunos hombres y mujeres con niñas, niños y todo tipo de curiosos o trabajadores de los negocios salían a ver al contingente. Grababan y tomaban fotografías.

De inicio a fin, varias chicas se sumaron al contingente después de iniciada la marcha, un mar de mujeres que ocupaban una a una el inmueble donde despacha el gobernador de BCS, Víctor Castro Cosío.

“¡Víctor, escucha, esta es tu lucha!”, llegó a gritar alguna manifestante, “¡No se cayó, lo vamos a tirar!”, cantaban muchas otras; “El que no brinque es macho”, bailaban y brincaban mientras izaban banderas verde, morada y negra en la plaza principal. Habían tomado el lugar.

Entonaban cánticos contra el machismo, la violencia, los feminicidios, los violadores, mientras algunas de manera discreta lograban esconderse para escribir consignas en las paredes y en sitios visibles… “¡Fuímos todas!”, se escuchó y al caer la noche también cayeron los vidrios elegantes de la puerta del Palacio de Gobierno que dicen “BCS nos une”.

“Corruptos”, “omisos”, “ladrones”, “asesinos”, “por mí y por todas”, fueron palabras que se plasmaron en las paredes de las autoridades, mientras que se quemó además una cruz de madera pintada de rosa y con el nombre de Dulce Karina escrito, víctima de feminicidio. Nadie intentó reprimirlas o detenerlas.

Al ser criticadas por las pintas y los vidrios a través de redes sociales, algunas manifestantes pidieron así también indignarse cuando haya violencia feminicida, desapariciones, delitos sexuales y criminalización de las protestas.

Aunque circularon decenas de fotografías de destrozos, hubo en el lugar paz, solidaridad y sororidad. Pero también enojo, repudio a los feminicidios, una condena a la incesante violencia contra las mujeres y la poca acción de las autoridades para hacerla parar.

Corina, de 20 años, protestaba por segunda vez, dijo para este medio de comunicación; fue con su amiga Esmeralda, de 19 años, ella se organizó con su grupo de amigas para asistir acompañada por primera vez a marchar “Aborto legal para no morir”, pedía en su cartulina verde.

“Es que a veces da miedo salir sola a donde sea, esta es mi segunda vez que vengo y la primera vez también vinimos con amigas. Disfrutamos estar juntas, todo estará bien”, dijo mientras en el pórtico del gobernador escribían con latas de pintura: “Ser mujer es muy punk”.

Carolina, de 27 años, dijo estuvo a punto de no marchar, pero tras darse cuenta de la organización de la Asamblea Feminista, dijo que pudo vencer sus miedos y tomar la fuerza necesaria para salir a protestar. “Somos el grito de las que ya no están”, decía su pancarta.

Todo temor termina al momento de iniciar la caminata juntas, aseguró la manifestante, quien dijo sentirse segura con la presencia de la Policía Municipal y, sobre todo, la compañía de sus amigas y otras víctimas de abuso, acoso y violencia.

Hubo denuncias de abuso, de acoso y protección a los agresores por parte de sus familias.

También música en vivo de ensambles femeninos y todo tipo de expresiones, que siguieron a la postura oficial de la Asamblea Feminista de BCS, un movimiento que crece día con día y que destacó la indiferencia de las autoridades para frenar la violencia machista, pero también sus logros como movimiento, mientras la tarde se convertía en noche y las noticias de los vidrios ya comenzaban a circular…

Artículo anteriorAprueban la ampliación de la planta desalinizadora en CSL y el Programa de Obras Públicas 2022
Artículo siguienteBuró Político | ¡Que rompan todo!
Nací en La Paz, Baja California Sur el 23 de septiembre de 1990. Puro Chametla, pariente. Licenciado en Comunicación por la UABCS (Cédula Profesional SEP: 12684144). Reportero de Diario El Independiente. Colaborador de El Organismo. Premio Estatal de Periodismo 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí