No ofender al Ejército; Cienfuegos sigue libre: Análisis

153
0

El aumento progresivo del poder político del Ejército en México es preocupante, principalmente, después de los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto

Diario Humano | La Paz, Baja California Sur

El aumento progresivo del poder político del Ejército en México es preocupante. Creció, principalmente, después de los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Y es que, a pesar de todos los esfuerzos de los gobiernos de distintos países, Salvador Cienfuegos, exsecretario de la Defensa Nacional, sigue en libertad.

Corrió otra suerte a la de Genaro García Luna, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), que enfrenta diversos procesos por narcotráfico en una prisión de Nueva York.

“Nosotros sostenemos que debe terminarse la impunidad, desde luego la corrupción, pero, también, que no pueden haber represalias, venganzas y de que no se pueden inventar delitos». «Que nadie debe actuar de esa manera, trátese de quien se trate”, afirmo el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador respecto al caso de Cienfuegos.

«Ridículo, decir que se le inventaron cargos»; “nunca se hubiera presentado un caso ante un gran jurado si el caso era débil», aseveró un exdirector de Operaciones de la Drug Enforcement Agency (DEA), luego que enfrentara un proceso en Estados Unidos (EEUU).

Si algo nos ha enseñado el presidente, desde esta perspectiva, es que no se necesita mucho, para deslegitimar una organización de cualquier tipo, en eso consisten mayoritariamente las mañaneras.

Solo se necesita que critiques al mandatario, para que los periodistas reciban ataques por “chayoteros”, o el documento de presuntamente de la Bloque Opositor Amplio (BOA), donde él mismo puso en duda su veracidad, pero no dudó en exponerlo cuando su popularidad creció.

Sin embargo, el caso de Cienfuegos es muy distinto, una mañanera decía “imagenense la vergüenza de que detienen al que fue jefe de la policía con Calderon y ahora al secretario de la Defensa Nacional del pasado gobierno, el mensaje que se da hacia afuera”.

Para después, afirmar que Cienfuegos no representa a la Sedena.

Junto con las responsabilidades que esta misma administración le ha dado con la construcción de los proyectos del presidente, viene poder. Pues estos mismos proyectos a merced del Ejército.

El Ejército es la única institución que no ha perdido plazas y que aun con la austeridad creció su presupuesto.
Lo sucedido alrededor de Cienfuegos, es un acto para no ofender al Ejército. Siempre que se trata del Ejército, el presidente se muestra aparentemente tibio.

¿Pero, cómo se lidia con un Ejército con tanto poder, sin armas y con una policía corrupta? ¿Qué pasará cuando un mandatario no pueda mantener feliz al Ejército?

El Ejército nos debería preocupar, porque no obedece a los ciudadanos, sino a los superiores como en su momento lo fue Salvador Cienfuegos Zepeda.

Artículo anteriorElevan semáforos COVID-19 en BCS por contagios
Artículo siguienteAniversario XLVI de la Constitución de BCS; pide Congreso «diálogo»
Nacido en La Paz, Baja California Sur, el 30 de julio de 1999. Estudiante de Ingeniería Química en la Universidad de Sonora, ahora reportero del Diario Humano y colaborador en Política básica. Ganador de la medalla de plata en la Olimpiada Nacional de Biología 2017. Me gusta la filosofía, la política, los idiomas, las ciencias y la literatura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí