Navidad sin agua, SAPA en crisis y familias en desabasto

54
0

Las historias que cuentan las vecinas de Laguna Azul, dejan en evidencia sus fallas operativas; pero la prioridad del organismo es su hueco financiero, además de reparar los derrames constantes por el colapso del drenaje.

Diario Humano | La Paz, Baja California Sur (BCS).-

Haciendo frente a la pandemia de COVID-19, ahora las familias de Laguna Azul y de otras 80 colonias de La Paz, Baja California Sur (BCS), se preparan para pasar otra navidad sin agua.

A pesar de estar reconocido como un derecho constitucional en México, los problemas de sobreexplotación y falta de mantenimiento a la infraestructura del organismo de agua, drenaje y saneamiento, las familias de las colonias alejadas cuentan sus historias.

Al llegar a su casa, Eva Calva Urbina, nos abrió las puertas mientras preparaba un pozole para festejar el cumpleaños de su hija Yazmín. Con este son 25 días sin agua porque no viene la pipa, dijo para el micrófono. Pero al menos 2 años sin que salga de la red.

Ese día festejaban, pero su esposo sufrió de COVID-19 el año pasado. Confesó que estuvo a punto de morir y tardó 2 meses en recuperar sus pulmones. Todavía no alcanza a percibir olores. El principal método de prevención es el lavado frecuente de manos y el uso de cubrebocas.

Son al menos 500 familias que residen en la zona de Laguna Azul, a 9 kilómetros de la zona central hacia la orilla noreste de la capital estatal; están muy cerca del Libramiento al puerto comercial de Pichilingue. Se alcanzan a escuchar los transportes de carga que viajan a toda velocidad.

De estas son 45 familias que viven en la parte “alta”, quienes no han recibido el servicio de agua potable por la red en toda la pandemia y al menos un mes, han retrasado el servicio de entrega de agua en pipas por parte del Organismo Operador Municipal del Servicio de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS).

“Nos hacen el favor de traer, pero, perdonando la expresión, cuando se les da la gana. A veces un mes, a veces 2 meses. Ahorita pensamos que ya se iba a normalizar, que nos iban a echar cada 15 días, por decir, o cada semana. Pero no. Es la misma historia”, dijo la afectada.

Mientras tanto, se considera “engañada” al reportar el servicio, ya que las personas de la línea telefónica parecen entrenadas para simplemente decir que “el sábado” habrá agua, o cualquier otro día, evidentemente, sin cumplir los plazos que prometen.

“Nos dicen: ya pasó su reporte, llega el martes y nada, el tandeo supuestamente es martes o sábado. Sí cae, pero allá abajo. Aquí no nos cae en la parte alta. No sé cómo hacerles entender que no cae”, dijo.

Esta será la segunda navidad consecutiva sin el servicio de agua, en el que además se ha estado pagando de manera puntual al OOMSAPAS, aseguró; pero no hay agua para bañarse, ni para las demás tareas básicas para la vida.

Es un gasto de 700 pesos por pipa de 10 mil litros, el que llegan a pagar los vecinos, además de los 260 pesos mensuales que se pagan en el recibo. Ahí viven 2 familias, aseguró la señora, por lo que lavar la ropa, hacer comida y regar algunas plantas se vuelve tarea complicada.

“Mire señora para mañana se va a resolver, le van a echar agua”, le dicen en la línea telefónica de ayuda 6121238600 opción 2, al que todo ciudadano debe comunicarse si no cuenta con el suministro según el tandeo establecido.

“Pasaron días de esa llamada y ni siquiera se ven las pipas. Nos engañan, la verdad. Que echen agua, por red o por la pipa, pero que nos traigan agua”, pidió Eva Calva Urbina.

Posiblemente la presidenta municipal, Milena Quiroga Romero, pueda ver en próximas semanas a manifestantes con cubeta en mano en su despacho, porque dicen los ciudadanos “ya no sabemos qué hacer”.

“Para esta navidad que de regalo nos echen agua, eso sería lo máximo. No tenemos agua. Como usted verá. No nada más yo, hay mucha gente que no tiene agua. A ver si el 24 nos llega el agua”, compartió su deseo navideño.

A unas cuatro cuadras de distancia, la señora María de los Ángeles Amador Amador, que tiene 2 años de vivir en la colonia, dice solo haber recibido el agua durante 1 mes y hasta ahí llegó. A pesar de haber gastado en un contrato de 4 mil 500 pesos en agosto de 2019.

“Nos traían la pipa. Pero ahora ya no las traen. Solo de vez en cuando, pero ya no tenemos nada de agua. Contamos los días. No tenemos agua, solo aire que pasa por la llave”.

En su casa viven 3 personas, pero la vida se vuelve complicada al gestionar el transporte de agua a través de un automóvil pick-up, que piden prestado a un vecino; se ponen de acuerdo, el día que no estén trabajando, para ir a conseguir con una persona que les regala el agua.

“Bendito Dios, nos prestan el auto y nos la regalan. Pero andamos batallando para traerla, es programarse, planear y ver si el vecino tiene su carro desocupado. Si ahí está, si no, ahí nos quedamos esperando”, agregó.

A veces deben llevar cubetas desde otros domicilios con 20 litros al hombro para resolver un baño, o para las plantitas que “se están secando”. También algunos animales domésticos circulan por las calles. Perritos, gatitos y otros que buscan un poco del líquido en un lugar escaso.

“Que sea el regalo de navidad que nos traigan agua. Es triste, porque no tenemos agua, el agua es la vida y estamos sin agua… Que la gente encargada nos traiga agua, que no se olvide de nosotros”, pidió la vecina.

“Así como vinieron a pedirnos el voto, que los apoyáramos, así que nos apoyen con el agua. Nosotros confiamos en ellos y nos han quedado mal. Que nos traigan agua, que no nada más nos manden el recibo. Queremos ir a pagar”, pidió.

Damos mal servicio, reconoce OOMSAPAS

Damos un mal servicio en tandeo a zonas “altas” como la colonia Laguna Azul, dice crudamente Mario Gálvez Gámez, director del OOMSAPAS, al ser cuestionado sobre el tema; para Cómo Vamos La Paz, dio declaraciones tras diversas solicitudes mediante Sistema Nacional de Transparencia (SNT) elaborados por la asociación civil.

Quien fue director también durante la administración de Rubén Gregorio Muñoz Álvarez y ahora con Milena Quiroga Romero, dijo sentir un mayor reclamo de la ciudadanía.

Son zonas donde no llega el agua, “me tocó estar gran parte de 2019”, expuso el director.

Mario Gálvez Gámez, director del OOMSAPAS, repitió en la administración de la alcaldesa Milena Quiroga Romero. Pero reconoció otros problemas que siguen como la infraestructura, cada vez más deteriorada.

“La capacidad hidráulica también se va volviendo con el tiempo insuficiente”, reconoció.

Además de contar con un sistema de drenaje colapsado y una planta de tratamiento sin funcionar adecuadamente, ya que dice, ya no es suficiente para desalojar las aguas residuales. Esto debido a los adeudos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que dijo se resolverán de forma urgente.

Alertan académicos a AMLO de posible colapso del acuífero de La Paz

El Colectivo de Académicos Sudcalifornianos (CAS), expuso por escrito ante el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, del posible colapso del acuífero de La Paz, Baja California Sur (BCS) debido a su sobreexplotación, baja recarga y por ende, la intrusión de agua salina.

Señalan que el recurso hídrico es fundamental para la subsistencia de la población local; ante el desarrollo y crecimiento cuestionan: “¿hasta qué tamaño podría ésta crecer en forma sustentable con base a la explotación actual del acuífero?”.

“Cuando la extracción de agua iguale la recarga […] y ya se ha excedido por mucho la recarga. De forma extraoficial existe un déficit de 15.8 millones de metros cúbicos al año”, advierten.

Este déficit equivale a más de 500 litros por segundo, calculan los académicos, y representa casi la mitad de la extracción total, es decir, “ya se ha excedido casi en un cien por ciento a la recarga”.

“Por tratarse de un acuífero costero, su sobreexplotación durante tanto tiempo ha provocado la entrada de agua marina en cantidades cada vez más preocupantes”, acusan.

“La cuña de agua salobre [salada] supera en algunos lugares los 10 kilómetros a partir de la costa, inutilizando varios pozos debido a su alta salinidad. Ante ello, el futuro previsible es que el acuífero deje de dar servicio a todos los usuarios por su alta salinidad”, advierten.

Por ello para evitar el colapso del acuífero dicen “indispensable” incrementar el aporte de agua de lluvia al acuífero paceño y “hacer uso eficiente del agua” incluyendo programas de reciclaje.

Los problemas del OOMSAPAS, dijo el director general, no son “imposibles” pero tampoco serán “inmediatos”. Dijo que es necesario la suma de todos los ciudadanos para resolver el problema económico y técnico del organismo.

Mientras tanto Eva y María seguirán procurando el agua por su cuenta mientras tengan dinero para pagarla, esperando que el OOMSAPAS rompa la racha de 2 años sin mandar una sola gota a sus casas. Muchas familias paceñas más se preparan para una navidad sin agua.

Datos.

Gastos en sueldo mensual al cierre de marzo de 2021: 12 millones 67 mil 328 pesos con 20 centavos. Un aumento de 3 millones 6 mil 390 pesos, con respecto al inicio de 2019: 9 millones 60 mil 938 pesos.

Número de empleados al cierre de marzo de 2021: 712. Un aumento de 40 empleados respecto al inicio de 2019, con 672 empleados.

Gastos por energía eléctrica mensual marzo 2021: 6 millones 309 mil 384 pesos y 35 centavos. Inicio 2019: 5 millones 702 mil 617 pesos. Aumento: 606 mil 767 pesos y 35 centavos.

Gastos por horas extra mensual: 1 millón 785 mil 89 pesos.

Se realizaron 11 solicitudes de información, 109 solicitudes fueron presentadas por Cómo Vamos La Paz a través de la Plataforma Nacional de Transparencia de marzo 2020 a marzo 2021.

Existen 110 mil usuarios en el OOMSAPAS, de los cuales el 85 por ciento son domésticos; los demás comerciales e industriales, aseguró

Un metro cúbico son mil litros de agua. La tarifa mínima que pagan usuarios domésticos, con IVA son 163 pesos, declaró el director general del SAPA.

“Esto incluye agua potable alcantarillado y saneamiento. Además, para quienes no tienen servicio de alcantarillado”, agregó.

Quienes no tienen medidor pagan lo equivalente a 17 metros cúbicos “y en algunas colonias 24”, dijo Mario Gálvez, director del SAPA. A partir de ahí se factura por metro cubico cada toma domiciliaria. Conforme se incrementa el consumo se incrementa el costo.

Para lograr extraer y llevar más agua a la ciudadanía se requiere reducir costos, desperdicios de agua potable y los rezagos en el cobro de impuestos y servicios. “Estar al corriente”, dijo es necesario para poder aportar.

“Es donde se pueden obtener recursos que me permitan tener mejores redes, ampliar redes, resolver problemas de alcantarillado, comprar nuevos equipos para que cada problema se presente haya capacidad de respuesta”, dijo Gálvez.

“Que no andemos batallando como batallamos el día de hoy. Esta parte la tenemos que entender nosotros como servidores públicos obligados a proporcionar un servicio adecuado, eficiente suficiente para todas las personas. Es un compromiso que no debemos eludir. Es la otra parte y ¿Cómo logro esto? Se requieren esos medios”, finalizó ante el evidente incumplimiento de este derecho humano.

Artículo anteriorSe aprobó fidecomisos para OMSAPASLC
Artículo siguienteBuro político | Antes y después!
Nací en La Paz, Baja California Sur el 23 de septiembre de 1990. Puro Chametla, pariente. Licenciado en Comunicación por la UABCS. Reportero de Diario El Independiente. Colaborador de El Organismo. Premio Estatal de Periodismo ARSAC 2019.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here