Inicia jornada de descacharrización en La Paz

103
0

La Secretaría de Salud realizó una jornada de descacharrización donde se retiraron toneladas de objetos criaderos del mosco transmisor de dengue y otras enfermedades.

Diario Humano | La Paz, Baja California Sur

La Secretaría de Salud desarrolló la jornada de descacharrización en la colonia Lázaro Cárdenas, en La Paz, para fortalecer la prevención de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya transmitidas por el mosco Aedes aegypti.

Durante esta actividad se retiraron toneladas de objetos en desuso, los cuales servían de criaderos a este zancudo y que, por tanto, incrementaban el riesgo de infección para las familias de esa zona habitacional.

“Son esfuerzos que se efectúan para mejorar las condiciones sanitarias de los entornos comunitarios y con esto preservar la salud de la población”, comentó el secretario del ramo en la Entidad, Víctor George Flores.

“La campaña de limpieza se desarrolló en esta zona de la ciudad, debido a que, gracias a las ovitrampas, se tiene identificada como un área con mayor presencia del mosco, donde se ha permitido cuantificar los huevecillos depositados por los insectos hembra.

El funcionario indicó que «esta información es cruzada con la vigilancia epidemiológica de casos probables por dengue, zika y chikungunya para determinar en que colonias debe fortalecerse el trabajo».

La actividad se efectuó con la participación de quienes integran el Programa de Vectores en la dependencia estatal, mismos que utilizaron equipo de protección
personal para evitar contagios por COVID-19.

Además de esta labor, la dependencia estatal ha realizado ciclos de nebulización en los municipios, para inhibir la presencia del insecto adulto y así reducir las posibilidades de que las personas enfermen.

Es necesario destacar que la participación ciudadana, mediante el saneamiento básico de sus viviendas, es clave para reducir incidencias.

Finalmente, George Flores reiteró el llamado para que los sudcalifornianos tapen los objetos para almacenar aguar, al tiempo de voltear y tirar aquellos que están en desuso y que pueden acumular líquidos, para evitar la reproducción del zancudo.

Artículo anteriorEditorial: La salud y el trabajo, derechos irrenunciables
Artículo siguienteRector de la UABCS dictará conferencia sobre el modelo de Responsabilidad Social Universitaria

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí