Europa acapara vacunas, pero eso no funciona a largo plazo
Europa acapara vacunas, pero eso no funciona a largo plazo

Será solo cuestión de tiempo que el virus cambie lo suficiente como para que la vacuna ya no genere inmunidad a esa variante. La única forma de aplacar este periodo de coyuntura global es un plan de vacunación mundial y coordinado.

Diario Humano | La Paz, Baja California Sur

En pleno febrero de 2021, la guerra de las vacunas de coronavirus se ha acentuado en la Unión Europea, en donde se juegan la credibilidad, acaparándolas.

La pandemia que sufrimos, ha visibilizado que la salud pública es un trabajo colectivo y no debería ser estar subordinada a intereses económicos.

Ser pobre es un factor de riesgo para morir de COVID-19. Además, debido al costo que se registra en todo el mundo para la prueba de la enfermedad hace que, tanto asintomáticos como sintomáticos, contagien a más personas.

El virus muta por errores en la replicación, una mutación es solo un cambio en el material genético; de acuerdo a los expertos, los mecanismos virales de reproducción suelen generar más mutaciones que los mecanismos de bacterias o células con núcleo.

Por lo tanto, el no promover una repartición equitativa de las vacunas provocará que el virus siga mutando invariablemente, pues las personas de los países pobres no vacunados fuera de Europa, serán el criadero del virus, donde mutará.

Será solo cuestión de tiempo que el virus cambie lo suficiente como para que la vacuna ya no genere inmunidad a esa variante. La única forma de aplacar este periodo de coyuntura global es un plan de vacunación mundial y coordinado.

Europa corre riesgos inclusive desde lo que sucedió ya en Jalisco, donde ha surgido una nueva variante de COVID-19.

Por la excesiva comunicación en transporte del mundo, que en parte fue lo que acelero el contagio global, es necesario un enfoque globalista de la salud más allá de las fronteras.

Esto no se limita a COVID-19, sino a otras enfermedades que no se han atendido por ser los pobres quienes las padecen, que en algún momento dado podría generarse una segunda pandemia por voltear a ver a otro lado.

La malaria es un ejemplo claro, una enfermedad que ha cobrado muchas vidas no ha sido investigada lo suficiente, debido a que no sería redituable.

Este tipo de labores sociales a largo plazo son necesarias para evitar catástrofes inminentes, una vez más se demuestra que el mercado de Europa no es el mejor para liderar causas sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí