Milena Quiroga solicitó licencia temporal por 7 días ante el Congreso BCS; busca ser “Coordinadora de la Defensa de la Cuarta Transformación” en La Paz, con miras a la elección de 2021

Diario Humano | La Paz, Baja California Sur

Con voz amable, pero con un tono de seriedad y no tanto, llamaba la atención, porque era expresada por una mujer de mediana estatura, profunda mirada, tez blanca pero pecas por el sol y una sonrisa por encima de su collar con el símbolo de infinito. Corresponde a quien será precandidata de Morena, a la presidencia municipal de La Paz, Baja California Sur (BCS).

“Soy Milena Quiroga, una ciudadana, paceña, tengo 34 años, soy madre de familia y diputada con licencia”, había comentado al iniciar la entrevista, poco antes.

Parados ante ella, la cuestionamos sobre qué tipo de soluciones podría traer a la capital sudcaliforniana, sin que esto representara una campaña anticipada. ¿Por qué? Llamaba la atención su principal ideología: Sustentabilidad y cuidado del agua. Más adelante nos habría aclarado su visión sobre lo que se tiene qué hacer para que alcance para todos.

Ante el Congreso de BCS, alejada del conflicto interno que supuso controversias ante la Suprema Corte de la Nación (SCJN), dijo haber solicitado una licencia temporal de 7 días, iniciando desde el martes 2 de febrero y con fecha límite el 8 de este mes.

“La licencia se pidió durante el tiempo que va a durar mi registro para la aspiración de la Coordinación de la Defensa de la Cuarta Transformación en el municipio de La Paz”, confirmó. Con su cubrebocas negro, puesto sobre un rostro que visiblemente era el de una sonrisa.

Eso impedía ver su rostro, pero sí advertíamos una impresión semejante a la de quien contempla una responsabilidad con tranquilidad, como si se tratara de ir a ver un atardecer paceño, lleno de colores y contrastes. Se veía muy activa.

Con el misterio en sus ojos expresivos como nebulosas, aseguró que Morena emitió ya su convocatoria y buscará cumplir “con la totalidad de sus requisitos”. Con aretes dorados que brillaban, se mostraba segura ante las preguntas.

Milena Quiroga se sentó en una banca del Jardín Velasco, para que no le diera el fuerte sol del mediodía. Cerca del quiosco de la ciudad, recibía saludos del público en Facebook, por donde transmitimos la entrevista en vivo y mandábamos saludos en un día “muy agradable”, dijo ella. Sin nubes, con la Catedral de Nuestra Señora de La Paz hacia adelante con imponencia frente a los ciudadanos que pasaban meditando.

Eran unos treinta grados de temperatura, muy tranquilos para ser febrero, pero tocando directamente asuntos de la contienda interna. Se emocionaba y saludaba a los lustradores de calzado o “boleros” y me confesó que andaba pensando en una buena machaca.

Con una blusa sin hombros de color rosa, que se le caía de vez en vez, así como un pantalón blanco de algodón y las zapatillas del mismo color salmón, la joven ingeniera civil que se convirtió en diputada local, se desplazaba con Rubén, su camarógrafo y nada más. Llamaban la atención sus manos grandes y gruesas, como para trabajar en la obra.

Sin embargo, el sol parece no hacer su efecto añejo en el rostro de Quiroga, quien se veía fresca como una fruta recién lavada, con un rubor cada vez que se le cuestionaba por su familia, principalmente su esposo, Alberto y sus hijos que, dijo, son niña y niño pequeñitos. Emilia y “Betito”.

Afirma ser una persona feliz, que en su tiempo libre gusta de convivir con ellos, y cuando ellos duermen, salir a caminar y disfrutar de la naturaleza, hacer actividades personales y físicas; ese día le preparé unas preguntas y decidimos vernos a las once de la mañana de ese jueves.

Con su cabello largo a media espalda, la diputada con licencia llegó a la cita. Dijo que su plenitud sería ver soluciones, transparencia y compromiso por parte de los servidores públicos. Su carácter, confesó, es el de un trato “con respeto a todos, con quienes trabajamos y la sociedad”.

“Con respeto, pero también diciendo las cosas como son, de manera directa. Ya no podemos seguirle dando vueltas, tiene que ser directo, porque la sociedad ya no quiere más rodeos, mas simulación, el choro de siempre”, lanzó además la oriunda de La Paz.

Para ella es importante “tomar el tiempo” para esparcirse un poco, revisar ideas y aterrizarlas. Además se dijo comprometida con su salud física y mental, por lo que dijo recomendarlo a todas las personas.

El Jardín Velasco lucía concurrido ese día; una mamá llevaba a su niño a caminar, con cubrebocas también, también estaban realizando algunos trabajos por la remodelación del Centro Histórico; “antes avisaban”, decían los ciudadanos que pasaban, luego de verificar que estaban realizando los trabajos obstruyendo la circulación de la zona. Había bastante ruido.

Pero Milena se decía muy tranquila, contenta de estar en un lugar tan agradable. Es la plaza principal de la capital sudcaliforniana, nombrada así por el Comandante Máximo Velasco, jefe militar y político de la Baja California del 28 de junio de 1875 hasta su muerte en La Paz, el 19 de abril de 1876. Dicen los expertos que fue un gobernante que conciliaba en medio de una contienda entre las autoridades política y religiosa, durante el desacato a las Leyes de Reforma.

Uno de los registros fotográficos más antiguos data de 1887, donde en una imagen de la Catedral de Nuestra Señora de La Paz, ya estaba delimitado el predio donde se encuentra el Jardín Velasco.

En pleno 2020, dijo que como diputada se logró abrir el Congreso del Estado en la XV Legislatura; “se eliminaron requisitos” como presentar 800 firmas para que los ciudadanos pudieran llevar iniciativas y abanderar sus causas.

“La sociedad pedía apertura por la autoridad, congreso del estado, eso se da en una Ley de Participación Ciudadana, requisitos y lo dejamos únicamente, así sea 1 o 2. Pero un ciudadano tendrá todo el derecho de presentar una iniciativa, como legisladores tenemos la obligación de escuchar y atender”, explicó.

Por otro lado, dijo que a falta de firma del gobernador, Carlos Mendoza Davis, se logró blindar a BCS de la minería, “no se ha concretado” por el conflicto que mantienen con el del Partido Acción Nacional (PAN) que ha llegado a los últimos tribunales y consecuencias.

Además, otra reforma que propuso fue la “protección de áreas de uso común”, como dijo es el Jardín Velasco, para evitar que “se quiten” estos espacios y se prohibió poner en venta estas áreas de “donación” que corresponden a los desarrolladores entregar a municipios.

Dijo que con su cercanía con la ciudadanía, se logró esta y otras para defensa de los inmuebles públicos, donde las personas van a caminar y disfrutar de su ciudad, que algunos, observan con incertidumbre ante la terquedad de algunas administraciones en vender los espacios o al menos, que se haga con transparencia.

“Que todas las áreas que correspondan a la ciudadanía, fueran publicadas, para que la gente sepa cuáles son estas zonas, las pueda utilizar, defender, etcétera. Esto fue una solicitud que se presentó y ya fue aprobada. También falta la firma del Ejecutivo”, señaló Milena Quiroga.

Además dijo estar de acuerdo en que por ley, la sociedad tenga derecho a emitir su opinión en las obras prioritarias que se realicen en su comunidad; “tomar en consideración a la ciudadanía, para que estas se ejecuten”.

Entre sus recorridos por las colonias, dijo haber encontrado que algunas señoras todavía tienen gestiones con sellos de diferentes administraciones, pasados incluso 5, 6 o 10 años de haber sido atendida, sin tener éxito a pesar de pretender justicia social para la comunidad.

Pero principalmente, aliviar la sobreexplotación del agua es vital para solucionar los grandes problemas sociales; “la reserva se ha venido disminuyendo y no hay acciones que se hayan generado para resolver este problema”.

Dijo que con el Plan Hídrico de Gran Visión, aprobado por el Congreso pero sin ser tomado en cuenta por el gobernador, Carlos Mendoza Davis, existe ya una serie de lineamientos, proyectos y un “vasto etcétera” para cumplirse y garantizar el agua “para nosotros y las generaciones que vienen”.

Aquí su voz se tornó más preocupada y dijo que BCS tiene grandes problemas. Nos contó cómo por muchos, pero muchísimos años, se ha venido agotando el acuífero de La Paz, al grado que se encuentra invadida por agua de mar y agota cada vez más rápido su disponibilidad a los paceños.

Por ello dijo necesario una red potable eficiente, con medidores en cada lugar, además de sectorizarla de manera que puedan ubicarse las fugas, que representan al menos un 40 por ciento del gasto hídrico en la capital.

“Saber cuánta agua entra, cuanta sale, etcétera, lamentablemente no se están haciendo acciones. Para eso se debe generar un plan, el agua es un problema vital, que debemos atenderlo como prioridad y las soluciones no se van a dar ni en 1 ni en 2 ni 3 años”, dijo con preocupación de espíritu.

Al menos el plan debe ser con una visión de 25 años, dijo viendo hacia el sol, ya terminando la entrevista y con un tono de voz que sonaba a tarea determinante.

“Por parte del estado, municipio, parte de académicos, la sociedad, etcétera y que la autoridad que llegue al municipio, cumpla con lo que diga el plan cada 3 años, pero no con ideas disparatadas que funcionen para 1 o 2 años, que a largo plazo tengan que renovar”, advirtió.

Por ello la solución integral debe ser supervisada cada 3, 6 y 10 años, aseguró, conforme a las estrategias del Plan Hídrico Sudcaliforniano, que garantice el cuidado y la cultura del agua, para su permanencia por mayor periodo de tiempo “y que nos llegue a todos, todos los días”.

Menciona otras leyes que ha impulsado, como el derecho de la mujer a un parto “humanizado”, es decir, acompañada de alguien de su confianza al momento del nacimiento de su descendencia. “Es un momento muy importante para cada uno de nosotros como seres humanos”, dijo.

El quiosco seguía proyectando su sombra ante el sol, ya comenzábamos a terminarnos los temas de la libreta, cuando de pronto un sonido ensordecedor interrumpió la plática; era un helicóptero de la Secretaría de Marina, sobrevolando el lugar.

Pero al final dijo que busca apoyar infinidad de causas “que no son ocurrencias”, sino ideas y necesidades que la sociedad le planteó; dijo poner por delante su trabajo como diputada y Milena Quiroga, se dijo a favor de que ya se cumplan las leyes aprobadas por la legislatura.

Reconoció la notoriedad de los baches de La Paz, por lo que dijo que se deben conformar los Comités Ciudadanos para solicitar información sobre las obras públicas; dijo que esto está por ley, además del mantenimiento y construcción de pavimentos.

Explicó que con esta reforma, los pavimentos deben durar en buenas condiciones con una vida útil de 10 años como mínimo; esta es una nueva modificación, señaló, para adecuar el estado a la calidad de los materiales y procesos constructivos de normas oficiales mexicanas. Incluso se empató la calidad de las carreteras federales, pero a nivel estatal y municipal.

Poco a poco iba elevando el tono de voz, conforme se introducía en los requisitos para las obras; es notoria su pasión por los temas relativos a la planeación y construcción de obras. Con su aspiración a ser alcaldesa, confirma sus intenciones para hacerse presente en la “transformación” que llegará, dijo, en junio de 2021. Es crucial estar unidos, aseguró.

En la transmisión en vivo se unió Rosita Cordero de Muñoz, esposa del alcalde Rubén Gregorio Muñoz Álvarez, quien pertenece a Morena también; no obstante, a Milena se le reconoce por propios y extraños, como parte del grupo de Víctor Castro Cosío, Coordinador Estatal de la Defensa de la Cuarta Transformación y virtual precandidato a gobernador.

“Me sorprende, muchas gracias por estar viendo esta entrevista, un saludo para ti, para todos los que tienen una representación ante la sociedad, importante que estemos informados y notificados, aquí seguiré yo, informándoles de cualquier situación importante que esté sucediendo, escucharlos y entenderlos”, aseguró.

Por último, contó la anécdota de su llegada al servicio público; aseguró que debe haber cambios importantes en el sistema político, luego de la desvinculación entre los representantes y la sociedad, “esto no lo va a dar Milena sola, es un cambio que tenemos quedar todos en conjunto y en unidad”.

“Soy parte de la sociedad civil organizada, que demanda una necesidad. En este caso, el agua. Toqué puertas, busqué la oportunidad para solucionar los problemas y no las hubo. Tuvimos el carácter de hacer equipo, de tomar decisiones y gracias a eso ahora soy servidora pública con esa sensibilidad de escuchar, a quienes estén organizados, a la sociedad civil, a todos de manera individual, carecemos de eso y esa es la bandera que retomo para la ciudadanía, tener apertura, dar impulso importante a la mujer y hacia el amor”, agregó.

Sobre grandes desarrollos que buscan implementarse en la capital, como el ejemplo claro de Misión Punta Norte, que pretende instalar cerca de 4 mil viviendas en la salida hacia San Juan de la Costa, dijo necesario que haya igualdad de oportunidades para ofrecer los servicios públicos a “todos por igual.”

“No solo uno, todos, existen leyes y reglamentos que se deben de cumplir para que esto sea justo. El hecho de que haya desarrollo, oportunidad para que la gente pueda vivir y habitar en la ciudad es válida, pero siempre y cuando se cumpla con lo que diga la ley, los reglamentos para que este crecimiento sea justo, planeado, no quiten a unos para darle a otros.”

Fue así que nos despedimos, a las 12:40, luego de una entrevista más cercana a sus intenciones próximas de encabezar el Ayuntamiento de La Paz con la misma bandera que sigue gobernando actualmente, con todo y sus retos.

Cada uno tomó su rumbo y la diputada nos ofreció un aventón a mi domicilio, luego de que charlamos en un día igual a cualquier otro. En última instancia, concluimos en la charla posterior que vienen nuevos tiempos para La Paz, se requiere mayor actitud, dijo.

Podremos ver lejana la elección, pero podría traernos a futuro las transformaciones necesarias para que un municipio con sequía, mala administración y poco interés de las autoridades, se convierta en el paraíso en la Tierra que merece ser.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí