Hallan un tiburón fósil con “alas” en Nuevo León, México

248
0

Un nuevo hallazgo publicado en la revista científica Science, ha revelado un extraño tiburón con una gran envergadura a los laterales que habito los mares del Cretácico del Golfo de México.

Diario Humano | La Paz, Baja California Sur.-

El equipo de investigación internacional dirigido por Romain Vullo del Centro Nacional Francés de Investigación Científica (CNRS), descubrieron en 2012 un tiburón fósil completo en la localidad el Vallecillo en Nuevo León, México. Sin embargo, hasta este año fue publicado sus hallazgos.

Cabe destacar, que la localidad El Vallecillo es un lugar conocido por sus fósiles antiguos, notablemente bien conservados, entre ellos, peces óseos, amonitas y reptiles marinos. Además, el tiburón fósil, fue encontrado en sedimentos del Cretácico que tienen una edad de 93 Millones de años.

La nueva especie fue nombrada Aquilolamna milarcae y representa una nueva familia en la historia de los tiburones.

De acuerdo con la reconstrucción, tenía una forma como las mantarrayas actuales. Estos tiburones estaban equipados con impresionantes aletas pectorales, con una apariencia de alas por su tamaño y forma, el fósil presenta un tamaño total 166 cm y 122 cm en las aletas pectorales.

Su apariencia a simple vista del tiburón puede parecer un gran depredador temible, por su enorme boca. Sin embargo, los investigadores apuntan, que se trataba de un tiburón el cual se alimentaba por medio de filtración, debido a la presencia de diminutos dientes, similares a los del tiburón ballena.

Por otro lado, esta especie fósil comparte algunas características con los tiburones pelágicos actuales, entre ellas: tiene una aleta caudal (cola) con un lóbulo superior bien desarrollado, como se ve en los tiburones ballena y tigre. Por lo tanto, se lee anatómicamente como una quimera, al combinar rasgos tanto de tiburones como de rayas.

Antes de la identificación y descripción de esta especie, se pensaba que solo había una gran familia que se alimentaba de plancton, recogiendo comida en las aguas del Cretácico, por medio de la filtración: los pachycormidae; un grupo extinto de grandes peces óseos. 

Por último, los hallazgos del sitio han sido de gran valor académico, al igual que A. milarcae, ya que representa un capítulo nuevo y poco conocido en la historia evolutiva de los tiburones.

Para más información DOI: 10.1126 / science.abc1490

Artículo anteriorLa astrología es una pifia: opinión
Artículo siguienteCongreso 2021:¿Mejor futuro o quedé en el pasado?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí